Encuentro analizó los desafíos para avanzar hacia una sociedad del conocimiento

30 julio, 2020

  • El evento convocado por el Foro Aequalis tuvo como base el documento que la agrupación de académicos prepara con propuestas para transitar hacia una “economía del conocimiento”

Este miércoles 29 de julio se realizó el conversatorio virtual El desafío de transformar a Chile en una sociedad del conocimiento, organizado por el Foro de Educación Superior Aequalis. Al encuentro fue invitada como expositora la Vicerrectora de Investigación y Desarrollo de la Universidad de Concepción, Dra. Andrea Rodríguez Tastets, quien se sumó al panel integrado por el Rector Emérito de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Pedro Pablo Rosso y el Dr. Pedro Bouchon Aguirre, Vicerrector de Investigación de esa casa de estudios.

En el saludo inicial, Iván Navarro Abarzúa, presidente de AEQUALIS, invitó a los asistentes al primer Congreso de Educación Superior que realizará el foro el próximo año. “Hoy nos convoca un desafío muy importante: transformar a Chile en una sociedad del conocimiento. Esta actividad es parte del trabajo de nuestra Unidad de Ciencia e Investigación, y ha tenido como base la elaboración de un documento que nos llama a reflexionar sobre un futuro cercano, que se nos ha venido encima, y que tenemos que mirarlo con dedicación”, indicó Navarro.

Según Navarro, la actual situación sanitaria impone dificultades que, sin embargo, no limitan nuestra capacidad de proyectar el mañana. De ahí la necesidad del análisis propuesto, buscando responder qué falta para valorar el conocimiento como un activo importante que impulse el desarrollo integral del país. Antes de dejar la palabra a los expositores, Navarro planteó: “¿Cuál es la contribución específica que puede y debe hacer la educación, y en particular la educación superior, la Universidad, para llegar a una sociedad del conocimiento? ¿Están dadas las condiciones, es el orden correcto de este tema en las prioridades reales del país?”.

El Dr. H.C. Pedro Pablo Rosso inició su intervención apuntando a la aspiración de Chile de avanzar en esta materia, un deseo expresado en los últimos programas de los gobiernos de Bachelet y Piñera, pero sin actos concretos. Más allá de la reciente creación del Ministerio de Ciencia, “El Estado en los últimos años ha tenido una lamentable comprensión del rol de la educación superior” lo que se expresa, a su juicio, en la contracción de la inversión pública en proyectos de investigación registrada durante los últimos años, y hace un llamado a una pronta implementación del Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, como una forma de desconcentrar el conocimiento. “Aunque continuamos sumidos en una emergencia sanitaria y social colosal y en un contexto político muy tensionado, es importante no continuar postergando la discusión de un tema que consideramos crucial. Particularmente cuando la pandemia ha puesto en evidencia la importancia de la ciencia en nuestras vidas”, aseguró Rosso.

Por su parte, el Dr. Bouchon explicó que en los últimos años ha descendido la inversión de grandes empresas en I+D, aunque ha ido aumentando en menor medida la participación de medianas empresas en estas actividades. “Tenemos un capital humano importante. Sin embargo, estamos atrasados en varios otros elementos, como el desarrollo de ecosistemas de innovación”, señaló. Un punto fuerte que observa es el aumento en las solicitudes de patentes, donde pese a que las cifras siguen siendo muy menores respecto a la OCDE, es mayor que la de nuestros vecinos latinoamericanos. “Es necesario reflexionar sobre una estrategia país. Tenemos un gran potencial, un recurso humano que hoy está desperdiciado, desaprovechado, porque no tiene cabida en una estructura que es hermética y poco flexible. Por lo tanto, tenemos que producir un diálogo que sea efectivo. Necesitamos en nuestro sistema distintos tipos de instituciones, descentralizado, multidisciplinario y diversidad”, señaló el académico.

En su exposición, Andrea Rodríguez destacó: “No hay que dejar de lado el por qué queremos convertirnos en una sociedad del conocimiento, y eso es porque queremos una mejor calidad de vida, sustentada en el desarrollo, pero un tipo de desarrollo sostenible”. Para la investigadora, el contexto actual no solo está marcado por la pandemia, sino por otros elementos, como el impacto de la revolución digital y la industria 4.0, la vulnerabilidad que presenta la comunidad en general, el cambio climático y nuevos estilos de vida que plantean nuevas necesidades.

“Cualquier desarrollo de conocimiento se basa en cómo estamos contextualizados a nivel global”, apunta Rodríguez. En ese sentido, no basta con aumentar el capital humano avanzado, sino integrarlo a distintos niveles de decisión. “La ciencia se desarrolla aún en su mayor parte por el aporte del Estado. Pero, a partir de la pandemia, hemos visto el esfuerzo institucional de colaborar, entre universidades, con la empresa privada, se ha podido coordinar con el sector público y esas iniciativas dan un grado de esperanza sobre lo que podríamos hacer. El COVID-19, nos ha obligado a romper desconfianzas para establecer comunicaciones entre científicos y tomadores de decisiones, y hacer ver que la ciencia es parte de una solución”.

La Vicerrectora Rodríguez finalizó destacando las oportunidades presentes. “Existe una estructura, dada por el Ministerio de Ciencia y tenemos que ser capaces de articularnos y participar en todos los espacios que se den para poner en valor el conocimiento científico”. En el mismo sentido, la académica destaca la visibilidad que la ciencia ha alcanzado en los medios de comunicación, lo que refleja “cómo la sociedad busca respuestas en la ciencia de forma transversal”. Para ella, la clave está en la colaboración entre las instituciones, la búsqueda de ciencia de excelencia de la mano de desarrollo tecnológico, y una mirada a largo plazo para impactar positivamente en la vida de todos.

 

Los organizadores

El Foro de Educación Superior Aequalis nace en 2010, como el primer espacio horizontal de reflexión integrado por universidades, institutos profesionales y centros de formación técnica, unidos por el objetivo común de propiciar una mejor educación para Chile, contribuyendo al mejoramiento del acceso, calidad, eficiencia y equidad del sistema. Entre sus objetivos, Aequalis busca instalar las temáticas de educación superior en la agenda de discusión social y pública.

Twitter icon
Facebook icon
Instagram icon